Audio Tours

Picture

Narration

NARRADOR:
Como en el edificio original del Museo, este patio fue diseñado siguiendo la arquitectura de las misiones españolas en el Condado de Orange. A la vuelta, junto a la escalera, hay una fuente dedicada a Ada Bowers. Aunque ahora está adornado con flores, el espacio aún cuenta con la estatua original de Juan Cabrillo, el primer explorador europeo que navegó por las costas de California.

Frente a la entrada principal, a su derecha, podrá encontrar al gigante nopal espinoso. Allí podrá ver uno de los más antiguos objetos del Museo, la roca del laberinto, que data de tiempos prehistóricos. Fue descubierta en una cresta cerca del Bell Canyon, a unas 25 millas de aquí, en un área relativamente distante de donde fueron hallados elementos de la vida cotidiana de los indios americanos. Con el tiempo, los petroglifos en forma de laberinto sobre la superficie de la roca han desaparecido por la erosión.

Se cree que los grabados fueron parte de los rituales de antiguos residentes del lugar. Diseños similares aparecen en la cestería de los nativos de Arizona y en otras rocas en los alrededores de San Diego, Riverside y los condados imperiales.

Cerca de alli está la roca de la campana que también fue descubierta en el "Bell Canyon". De hecho, ésta le dio al Cañón su nombre: "Cañón de la Campana" ya que al golpear la piedra, resonaba como una campana por los alrededores. Según la leyenda, esto cambió cuando uno de los visitantes –que conocía las cualidades de la piedra– provocó accidentalmente su desprendimiento del pedestal de granito. Jamás volvió a producir el magnífico sonido.

Step2-Maze and Bell Stones-SP 


Hits 1072
« Introducción al Museo Bowers Aspectos más destacados de la colección de Bowers (Spanish) Songs Barcos para las almas, Cultura Kuna, Panama »