Audio Tours

Picture

Narration

NARRATOR:

Es probable que haya oído hablar de los famosos guerreros de terracota de la Dinastía Qin. Si no, puede ver como lucen mirándolo el en el cartel que cuelga en esta misma galería. Estas esculturas a tamaño real protegían la tumba de Qin Shi Huang Di, el primer gran emperador de China, que reinó en el siglo 3 a.C. Esta figura más pequeña tenía el mismo uso, pero fue elaborada unos 70 años después para custodiar una tumba en el complejo del quinto emperador de la Dinastía Han, llamado Jingdi.

La diferencia de tamaño es intencional: los líderes de la dinastía Han estaban en desacuerdo con las ostentosas prácticas funerarias de la dinastía Qin.

SUZANNE CAHILL:

Solían caracterizar a los líderes de la dinastía Qin como crueles y extravagantes, y les acusaban de derrochar la mano de obra y recursos del pueblo. De manera que, a medida que entramos en la Dinastía Han, las figuras se hacen más pequeñas. Ya sea dado a la economía o al deseo de resaltar la virtud confuciana de la frugalidad –y por tanto no imitar las extravagantes costumbres de la Dinastía Qin, los Han se esforzaron por mostrarse a sí mismos como mejores que sus predecesores, y más dignos del mandato divino.

NARRATOR:

Las figuras funerarias tenían la función de proteger, entretener, alimentar y cuidar al ocupante de la tumba. Esta debió tener en su momento brazos de madera y vestimentas de tela que, con el tiempo, acabaron descomponiéndose.

SUZANNNE CAHILL:

Tenían mucho cuidado al hacerlas. Esta persona, aunque no fue elaborada para observarse al desnudo, tiene las proporciones anatómicas correctas. Una de las razones por las que creemos que eran tan perfeccionistas, es porque la gente que las hacía quería que fueran eficientes en torno al ritual. Era algo que ayudaría al muerto en el otro mundo.

Step29-Han Dynasty Tomb Figure-SP


Hits 990
« Vasija del neolítico chino Aspectos más destacados de la colección de Bowers (Spanish) Songs Campanas De Bronce Y Recipientes Rituales »